En cuatro veces aumentó el número de matriculados a la educación superior mediante el programa PACE

Martes 17 de Enero, 2017
a a a

La ministra de Educación, Adriana Delpiano y la Subsecretaria Valentina Quiroga, acompañaron a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en un desayuno con una veintena de alumnos beneficiados por el Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior, PACE, esta mañana en el Palacio de La Moneda.

En la oportunidad, la titular de Educación destacó el crecimiento del programa que comenzó en 2014 con 69 establecimientos y cinco universidades, y que en 2016 pasó a 456 liceos y 27 universidades, un centro de formación técnica y un instituto profesional. En cuanto a la matrícula, se pasó de 479 jóvenes que ingresaron en 2016 a 1.891 en el presente proceso de admisión.

Cabe recordar que PACE es la tercera medida presidencial del gobierno de la Presidenta Bachelet, que tiene como fin garantizar el ingreso a la educación superior a los alumnos de colegios vulnerables, mediante acompañamiento durante 3º y 4º año medio, cupos garantizados en las instituciones que suscriban al programa, y acompañamiento durante el primer año en la carrera que elijan para evitar la deserción.

“Son tres años de apoyo, en los cuales los alumnos reciben una formación integral: por un lado reciben apoyo académico en Lenguaje, Matemáticas y Ciencias, pero sobre todo un apoyo sicológico de autoestima, de habilidades sociales, muy importante para seguir estudios superiores”, sostuvo la secretaria de Estado.

Este último punto fue destacado por algunos de los asistentes al desayuno, como Mercedes Flores, quien se matriculó en Pedagogía en Educación Diferencial en la UMCE: “Fue muy gratificante participar en el programa, porque me ayudó a reforzar materias y tener talleres para aclarar la vocación. Ayudó a varios de mis compañeros”. Lo que fue ratificado por Nicolás Miranda, quien formó parte de la primera generación PACE y completó su primer año en Ingeniería Civil en Minas en la Universidad de Santiago “Se hizo difícil, pero en la universidad recibí mucho apoyo. Si no fuera por las tutorías que entrega el programa habría sido muy difícil que hubiéramos permanecido”.